Prolina

prolina

La mayor parte de las sustancias químicas que nuestro organismo crea son, esencialmente, para cumplir funciones vitales -en muchas ocasiones, generando nuevas sustancias.

En este sentido, distintos aminoácidos (como la Prolina) permiten el funcionamiento idóneo de nuestro organismo. A veces no tenemos la creación suficiente de dichas sustancias y es allí cuando hace falta sumarlas en complementos o suplementos.

Sin embargo, con el consumo de cualquier cosa siempre debemos atender a nuestras verdaderas necesidades y en esto, nos pueden ayudar mucho los médicos tradicionales y naturistas.

En el presente artículo, hablaremos un poco más sobre la prolina, sus funciones, en qué momento es necesario tomarla y dónde podemos conseguirla.

Resto de Aminoácidos No Esenciales

Te dejamos aqui los articulos del resto de Aminoácidos No Esenciales

Glutamina
Cisteína
Arginina
glicina
Asparagina
Ácido glutámico
Ácido aspártico
tirosina
serina
Alanina

¿Qué es la prolina?

La prolina es un aminoácido que representa un compuesto no esencial. Es decir, estamos ante una sustancia que se genera por la unión de otras y, a su vez, es productora de colágeno.

Qué esencial y necesario es el colágeno. La prolina, entonces, es pieza fundamental en la generación y regeneración de tejidos, huesos y articulaciones.

El colágeno es parte de la constitución molecular de las pieles de nuestro cuerpo, de los elementos de enlace, de la motricidad muchas veces tácita que damos por alto cuando no tenemos ningún tipo de malestar o deficiencia.

Funciones de la prolina

Hemos referido a la propiedad creadora de colágeno de la prolina. Es decir, estamos ante una sustancia que nos permite:

  • Tener la suficiente cantidad de colágeno para articulaciones y piel.
  • Esto tiene como consecuencia un beneficio directo en nuestro movimiento y flexibilidad.
  • La prolina ayuda a mantener el funcionamiento cardiovascular en orden.
  • Permite, por su parte, la fabricación de proteínas.
  • Evita la creación descontrolada de las células por lo que también es un aminoácido regulador.

¿Para qué sirve la prolina?

En términos genéricos, la prolina es una sustancia generadora y restauradora. Está presente en procesos de recuperación, cicatrización y buenos funcionamientos de partes importantísimas de nuestro cuerpo, como el órgano más grande: La piel.

¿Dónde se encuentra la prolina?

La prolina se encuentra en diferentes tipos de alimentos vegetales y animales: Huevos, carne, pollo, lácteos, mariscos, frutas, hortalizas, verduras. También se encuentra presente en algunas plantas que pueden funcionar si son sometidas a algún tipo de estrés osmótico.

También puede encontrarse a manera de suplemento -siempre manteniendo su origen natural-. De hecho, esta es una de las formas más conocidas en su presentación.

Dónde comprar prolina

Como distintos aminoácidos, la prolina puede ser adquirida en farmacias tradicionales, farmacias naturistas y en centros especializados de aminoácios.

También, puede comprarse de manera directa con el producto natural en cuestión. Hay quienes optan por hacer preparados naturales con estos alimentos. En fin, es un complemento natural tan conocido que es muy fácil encontrarlo en diferentes locales comerciales.

¿Cuándo debo ingerir prolina?

La prolina es necesaria de manera perenne y en este sentido, es importante consumir alimentos que la contengan. Sin embargo, existen casos muy puntuales de personas con carencia o deficiencia de prolina.

Algunos, por sus síntomas, identifican rápidamente que existe carencia del aminoácido. Sin embargo, otros optan por acudir a un médico ante algunas características en su sintomatología y lo identifican.

La prolina es urgente en casos de debilidad en articulaciones, ante la regeneración de tejidos, en la fragilidad ósea y en fin, en distintas patologías vinculadas a tejidos, huesos, colágeno y proteínas.

Efectos secundarios de la prolina

Este es un producto natural por lo que resulta bastante extraño que pueda estar vinculado a algún mal o efecto secundario. Al contrario, la prolina es muy recomendada y su consumo es necesario de manera natural.

Sin embargo, si al consumirla notas algún tipo de reacción adversa: Alergia o inflamación, acude a tu médico inmediatamente porque también existen casos de intolerancia que deben ser atendidas por diferentes vías.

La prolina, en fin, es un ente esencial en la motricidad corporal y en las restauraciones de tejidos. Es decir, que también representa una prevención inminente de infecciones y malestares corporales a consecuencia de heridas o algún tipo de flagelación externa o interna.

Es importante saber que las restauraciones celulares no siempre son visibles. Tenemos todo un universo interior que amerita ser atendido, que tiene fortalezas y carencias que necesitan un suministro permanente de componentes saludables, como es el caso de la prolina.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *