Luteína

Luteína

La Luteína es un compuesto químico que puede ser considerado uno de los más importantes para nuestro organismo, debido a que este nos permite mantener y cuidar nuestra visión así como algunas otras funciones de forma óptima.

Este alimento es de fácil acceso en algunos alimentos de origen vegetal. Sin embargo, este no es producido naturalmente por los animales, por lo que no se encuentra en este tipo de alimentos y para su consumo es recomendado vegetales o suplementos.

Estructura

El compuesto posee una estructura con dos grupos hidroxilos que crean un carbono quiral, de esta manera se pueden encontrar hasta ocho estereoisómeros de este compuesto, aunque se suele encontrar como mono o di ésteres del ácido palmítico. Su fórmula molecular es C40H56O2 y su peso molecular es de 568,871 g/mol.

¿Dónde se encuentra?

La Luteína se encuentra como un derivado asociado a los carotenos producidos en el cuerpo por el órgano de la piel. Sin embargo es raro encontrar en grandes concentraciones dentro del cuerpo humano de forma natural.

Las mayores concentraciones de Luteína se encuentran en las frutas y vegetales que han llegado a su punto máximo de maduración. Por ello se recomienda tomar este conocimiento en cuenta a l ahora de elegir las frutas y vegetales, consumiéndolo siempre dentro de una dieta balanceada óptima para el organismo.

¿Para qué sirve?

Este compuesto se encarga principalmente del mejoramiento y cuidado de la vista en el cuerpo humano, por ello es considerado uno de los más importantes para el organismo. En su rol de proteger y mantener la vista, el compuesto se utiliza para prevenir la pérdida de visión en pacientes de diabetes que poseen casos muy severos.

Proteger la vista no es la única función de la Luteína, siendo también un poderoso antioxidante, logrando la depuración de radicales libres en el cuerpo humano y contribuyendo de esta manera en la prevención del cáncer. De esta misma manera, el compuesto se encarga de proteger al cuerpo de quemaduras y previene el Alzheimer, mal de Parkinson así como la Esclerosis lateral.

Propiedades

Proteger la visión es una de sus propiedades, sin embargo, este posee efectos antioxidantes y más. Gracias a todas sus contribuciones, la Luteína posee una gran cantidad de propiedades que funcionan para prevenir enfermedades y tratar algunas otras, entre estas podemos encontrar:

  • Efecto antioxidante en el cuerpo humano.
  • Regenera la vista y protege los ojos.
  • Mantiene la tensión arterial en niveles regulados.
  • Es un potente anticancerígeno.
  • Ayuda a los pacientes con diabetes al mostrar problemas de la vista.
  • Depura radicales libres.
  • Protege contra los rayos UV del sol.
  • Regenera así como protege las funciones cognitivas.

Funciones

La Luteína se encarga de proteger la vista, depurar radicales libres del cuerpo así como servir de antioxidante. Es por ello que se usa en todo tipo de personas que pueden tener problemas de vista y casos fuertes de diabetes que terminen en pérdida de la visión.

La Luteína también protege al cuerpo humano de las radiaciones de los rayos UV. Esto lo logra promoviendo la protección del cuerpo de las quemaduras generadas por estos rayos. Gracias a su función de regenerador y protector cognitivo, este se utiliza en pacientes con Alzheimer y mal de Parkinson.

Beneficios de la Luteína

  • Brindar una mayor visión y reforzar la misma.
  • Depurar radicales libres del cuerpo humano.
  • Proteger de quemaduras por rayos UV.
  • Potente antioxidante.
  • Regenerar y proteger las funciones cognitivas del cuerpo humano.

Efectos secundarios

El consumo de la Luteína es de fácil acceso en una dieta balanceada. Este compuesto se puede consumir en concentraciones de entre 6mg a 8mg al día. Si se aumenta en grandes cantidades el consumo de este compuesto, se puede llegar a padecer hipercarotenosis así como toxicidad visible en la pigmentación de la piel. Sin embargo, estos problemas no son nocivos para el funcionamiento vital del organismo.

Alimentos donde se encuentra

La alimentación balanceada con alimentos ricos en Luteína siempre es recomendada para mantener este compuesto  en los niveles óptimos de nuestro cuerpo. Para ello buscamos alimentos que posean una concentración óptima.

Un consejo muy importante a tomar en cuenta es que la Luteína se encuentra en mayores concentraciones en todos aquellos vegetales y frutas que hayan alcanzado su punto máximo de maduración.

De origen vegetal:

La Luteína se encuentra únicamente en alimentos de origen vegetal, debido a que los animales no lo producen de manera natural. Los principales alimentos en los que podemos encontrar este compuesto son los siguientes:

  • Frutas: Ciruelas, manzanas, zarzamoras, kiwi, uvas, naranjas, peras.
  • Legumbres: Maíz, arvejas.
  • Vegetales: zanahorias, lechugas, guisantes, espinacas, repollo, col, pimientos verdes, acelgas, perejil.

¿Cómo tomar?

Por la importancia del compuesto para nuestra visión y nuestro cuerpo en general, se recomienda tomarlo en alimentos diarios que puedan surtir nuestra dieta de Luteína. En caso de que no se logre disponer de estos alimentos, se pueden encontrar suplementos basados en las distintas variaciones del compuesto.

¿Cuándo tomar?

Conociendo que este compuesto es uno de los principales fortalecedores de la visión, se debería consumir por todas las personas constantemente. Es por ello que también es recomendado para personas con diabetes que pueden llegar a perder la visión así como personas que sufren de la vista.

En el caso de este compuesto como antioxidante y anticancerígeno, se recomiendo su consumo dentro de una dieta balanceada de forma natural. Es conocido que los efectos secundarios no son muy graves, sin embargo, se recomienda no exceder el consumo del mismo al día.

Para los pacientes de quemadura o aquellos que estén expuestos durante mucho tiempo a los rayos UV, también se recomienda este compuesto. A través de esto, se estará fortaleciendo la resistencia del cuerpo a las quemaduras que se puedan generar.

Este compuesto también se ha registrado que ha ayudado a pacientes que sufren de mal de Parkinson, Alzheimer, Esclerosis lateral amiotrófica y más. Por ello se recomienda revisar el consumo para las personas que posean este tipo de padecimientos, buscando siempre mantener concentraciones óptimas en el  cuerpo humano.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *