Lisina

lisina

Este aminoácido fue descubierto en 1889 por el un científico de apellido Drechsel, quien logró aislar la Lisina de la proteína de la leche. Sin embargo, no fue sino hasta 1928 cuando la proteína se puede sintetizar completamente. La Lisina forma parte de los aminoácidos esenciales, lo que significa que nuestro cuerpo es incapaz de de producirlo por sí mismo, requiriendo que lo incluyamos en nuestra dieta.

El consumo de este aminoácido se realiza incluyendo en nuestra dieta alimentos como la carne, el pescado la soya o la leche. Se trata de un compuesto de gran importancia para nuestro sistema inmune, sobre todo para prevenir el herpes, contribuyendo además con nuestra nutrición en general.

También es común hoy día encontrar suplementos de este aminoácido en las farmacias y tiendas especializadas en este tipo de nutrientes, ofreciendo una variedad de presentaciones en cápsulas, tabletas  o en polvo. Estos productos sin de uso regular entre deportistas y quienes requieren ganar masa muscular, ya que contribuye en la formación de proteínas.

¿Cómo está conformada la Lisina?

Al tratarse de una base, como la arginina y la histidina, su cadena lateral contiene un grupo amino protonable, que contribuye en la formación de puentes de hidrógeno o enlaces de tipo iónico en las cadenas de proteínas. El grado de ionización de este compuesto depende del pH, por lo que esos enlaces son sensibles a los cambios en la acidez.

Resto de Aminoácidos Esenciales

Aqui te dejamos los otros 8 Aminoácidos Esenciales

Metionina
Triptófano
Leucina
valina
Isoleucina
Histidina
Fenilalanina
Treonina

¿Para qué sirve la Lisina?

Este aminoácido puede presentar varias funciones, convirtiéndolo en un componente integral que actúa en una amplia cantidad de funciones al ser un aminoácido esencial. Como ya mencionamos, su función más conocida es la prevención del virus del Herpes, que puede ser muy recurrente en adultos.

Así que la lisina es utilizada con frecuencia para elevar la repuesta de nuestro sistema inmune, contribuyendo además a la prevención de resfriados y otras enfermedades contagiosas, sin que esto impida su contribución en la absorción de nutrientes.

La Lisina es de gran importancia para la absorción de calcio, particularmente necesario durante el crecimiento infantil. Por lo tanto es recomendado durante el crecimiento del niño, facilitando la recuperación de tejidos dañados y la metabolización de grasas y carbohidratos en el organismo.

Este aminoácido es muy recomendado como suplemento para quienes quieren bajar de peso o adelgazar.

¿Qué alimentos contienen Lisina?

Recordemos antes que todo que se trata de un aminoácido esencial, el cuerpo es incapaz de producirlo por sí mismo, requiriendo que lo incluyamos en nuestra dieta, bien sea consumiendo alimentos ricos en esta sustancia o con suplementos procesados. Entre los alimentos que podrás incluir en la dieta para mejorar los niveles de Lisina encontramos:

  • Pollo
  • Carne de cerdo
  • Camarón
  • Leche de soja
  • Queso
  • Atún
  • Lentejas
  • Semillas de auyama
  • Pistachos
  • Quinoa

De igual forma debes saber que los métodos de cocción de estos alimentos pueden afectar la disponibilidad de la Lisina. En términos generales es recomendable no cocinar con muchos azucares o a altas temperaturas, ya que se afecta drásticamente la disponibilidad de este importante aminoácido.

En el caso de los vegetarianos puede existir una deficiencia grave de Lisina, al no consumir carne y lácteos, que como vimos son fuentes principales para este aminoácido. Por esta razón se aconseja incluir la espirulina, ya que contiene altos niveles de Lisina  que el cuerpo aprovechará, al igual que los otros aminoácidos esenciales que contiene esta nutritiva alga.

Propiedades de la Lisina

Entre las propiedades de la lisina podemos enumerar las siguientes:

  • Favorece el crecimiento de niños y jóvenes, ya que incrementa la producción de la hormona del crecimiento, colaborando también en el desarrollo muscular y la absorción de calcio
  • Es muy recomendable en caso de presencia de Osteoporosis, ya que junto a la vitamina produce colágeno para la absorción del calcio
  • Contribuye a reducir el riego de enfermedades cardiovasculares al evitar la formación de placas de ateroma en las arterias. Esto en conjunción con la vitamina C
  • Contribuye a sintetizar  del aminoácido Carnitina, en conjunto con la metionina
  • Ayuda en la prevención y combate del herpes simple. Los estudios han demostrado que elimina al virus responsable, al tiempo que fortalece el sistema inmunológico

Funciones y beneficios de la Lisina

Como es de esperarse, este aminoácido ofrece grandes beneficios gracias su acción en múltiples procesos del organismo. A continuación presentamos solo algunos de los más importantes.

  • Contribuye a la prevención del envejecimiento de la piel y el acné. Gracias a la prevención de los enlaces cruzados de las proteínas endógenas de la piel
  • Previene la aparición de cálculos renales
  • Evita la ciada del cabello, siendo un tratamiento común para la alopecia
  • Estimula producción de anticuerpos, particularmente útil para personas inmunodeprimidas
  • Baja los niveles de triglicéridos
  • Mejora la apariencia de la piel estimulando la producción de colágeno
  • Provoca la creación de la hormona del crecimiento en niños y adolescentes
  • También es recomendable incluirla en la dieta de gatos, ya que contribuye a evitar enfermedades como la gripe felina. También existen suplementos de consumo animal
  • Contribuye a la producción de insulina y disminuir los niveles de glucosa en ayuna
  • Reduce el riesgo de inflamación del páncreas
  • El compuesto poli-L-lisina contribuye para mantener la salud intestinal

¿Cuánta Lisina debes consumir?

Es acertado preocuparse por la dosis adecuada de Lisina, ya que en muchos casos el consumo de este tipo de aminoácidos puede ser dañino. En condiciones normales de esfuerzo físico es recomendable tomar solo una cápsula al día, generalmente bajo supervisión médica.

Al existir evidencia de Herpes, el tratamiento requiere 1 cápsula de 500 ml 3 veces al día, en compañía de las comidas. En algunos casos se recomienda incrementar la dosis al doble, sobre todo cuando la recurrencia del virus es elevada.

El tope de consumo de la Lisina a través de suplementos es de 6 meses, ya que puede generar desequilibrios importantes en otros aminoácidos como la arginina.

Como ves, se trata de un aminoácido esencial que puedes incluir en tu dieta a través de suplementos en forma segura, pero que si mantienes una dieta balanceada, podrás consumir en forma natural sin necesidad de recurrir a la versión sintetizada.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *