Las proteínas

Las proteínas son químicos organizados en macromoléculas, que resultan básicas e indispensables para el correcto funcionamiento de todos los seres vivos. Las proteínas están conformadas por cadenas de aminoácidos, que varían en su orden de acuerdo de las necesidades que presente el organismo. No obstante todas las proteínas están compuestas, esencialmente por 4 elementos químicos: carbono, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno. Pero hay proteínas que incorporan en menor proporción azufre, hierro, fósforo, cobre, iodo y magnesio.

proteínas

Las proteínas son tan importantes que se encuentran en cada célula de nuestro organismo, representando casi la mitad del peso seco de la célula. Esto se debe a que son indispensables en el correcto funcionamiento de complejas tareas a nivel celular como el transporte de nutrientes, la defensa, reserva energética, regulación de procesos, etc.

Pero las proteínas tienen una caducidad ya que una vez cumplida su función se destruyen. Esto implica que deben ser repuestas y la única forma de hacerlo es a través de la ingesta diaria de alimentos ricos en proteína. Este proceso de renovación proteica requiere a su vez un significativo aporte de energía para que sea llevado a cabo correctamente.

Dicho en otras palabras las proteínas son los compuestos fundamentales en la conformación y correcto funcionamiento de todas las células de los seres vivos. Las proteínas son las responsables de constituir los tejidos blandos, huesos, membranas, hormonas, órganos y demás partes del cuerpo.

¿Por qué son importantes?

En líneas anteriores te dimos un abreboca de la importancia de las proteínas pero su significación y trascendencia va mucho más allá. Como primer punto las proteínas son necesarias para el crecimiento, así como para la síntesis, formación y regeneración de tejidos y componentes del organismo a nivel celular. De esta manera, elementos constituyentes del cuerpo como la hemoglobina, los jugos gástricos, las vitaminas (B12) y las hormonas dependen de las proteínas.

En segundo lugar, las proteínas trabajan a nivel enzimático, ya que algunas ejecutan reacciones y procesos químicos necesarios para que se mantenga el correcto funcionamiento del cuerpo. Así las proteínas juegan un rol de primera línea dentro del metabolismo.

También, las proteínas se encargan de la transportación de diversos compuestos, sustancias y químicos dentro de nuestro cuerpo. La lista es variada yendo desde la repartición de nutrientes, tal como lo hace la albúmina, o el traslado de gases por el torrente sanguíneo.

Una cuarta importancia de las proteínas recae en el hecho que algunas de ellas son anticuerpos. Esto quiere decir que este tipo de proteínas especiales  son las encargadas de defender el organismo ante la intrusión de virus, baterías un otros agentes patógenos, previniendo infecciones y evitando el desarrollo de un cuadro de afección.

La contracción muscular también depende de la activación de dos proteínas: la miosina  y la actina. Estas proteínas permiten un fácil desplazamiento de las células responsables del proceso de contracción muscular.

Por último, si llegase a ser necesario, las proteínas pueden cumplir la importante función de aportar energía al organismo, en una equivalencia de 4 Kcal por gramo.

¿Cuáles son los atributos o características de las proteínas?

Entre las características o propiedades de las proteínas encontramos las siguientes:

Especificidad: cada una de las especies de seres vivos posee sus propias proteínas que lo hacen diferentes de otras especies. Es más, esta diferencia a nivel proteico también ocurre entre individuos de la misma especie. Esto se debe a que la combinación de los aminoácidos (esenciales y no esenciales) que conforman a las proteínas, dependen del ADN de cada ser.

Solubilidad: las proteínas son solubles en agua cuando hay presencia de radicales libres de los aminoácidos. Cuando estos se ionizan producen un enlace con el hidrógeno del agua, de esta manera la proteína queda rodeada por una capa de agua que evita que se una con otras proteínas.

Comportamiento ácido-base: esto también se conoce como capacidad amortiguadora. La misma se encuentra determinada por una curva de comportamiento ácido-base, también presente en los aminoácidos (BCAAs). Esto hace a las proteínas capaces de neutralizar variaciones significativas del pH del medio donde se encuentre.

Desnaturalización de las proteínas: esta característica de las proteínas hace referencia a la capacidad de perder sus estructuras secundaria, terciaria y cuaternaria dejando solamente la primaria con la que fue sintetizada. Esto trae como consecuencia que la proteína se hace impermeable y fibrosa, además se vuelve insoluble.

La desnaturalización puede ser originada por diversas causas como cambios de temperatura, alteraciones del pH, cambios en la salinidad. Este proceso puede ser irreversible cuando la proteína es incapaz de plegarse o retomar su conformación previa. Pero en condiciones particulares, ciertas proteínas desnaturalizadas pueden restablecer sus estructuras perdidas, si esto ocurre, estamos en presencia de una renaturalización.

Como abastecer tu cuerpo

Las proteínas se destruyen constantemente, por lo cual los seres vivos requieren reponerlas. Esto solo puede llevarse a cabo consumiendo una dieta rica en proteínas y así garantizar que el organismo realice sus procesos metabólicos de manera debida.

Cabe destacar que la ingesta de proteínas de origen animal suele dar al organismo un mayor aporte de aminoácidos esenciales, a diferencia de los alimentos de origen vegetal. A continuación te daremos una lista de los mejores alimentos para optimizar tu ingesta de proteínas, entre ellos tenemos:

  • Huevos: esta es una de las fuentes de proteína por excelencia. Ricos en albumina, los huevos aparte dan un aporte elevado de aminoácidos esenciales. Además este alimento puede ser preparado y consumido de diversas maneras, ya sea cocidos, fritos, crudos, hervidos, dándole una gran versatilidad.
  • Leche y sus derivados: los productos lácteos también destacan dentro de una alimentación  rica en proteínas que ayudan a la recuperación y desarrollo de masa muscular mientras que algunos derivados de la leche, como el yogurt, estimula y regula el metabolismo basal.
  • Carnes rojas, blancas y mariscos: son los reyes de las proteínas animales en lo que respecta a cantidad. Su aporte es tal que todas las dietas recomiendan la ingesta de alguno de estos alimentos al menos una vez al día.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *