Glutamina

Glutamina

Decir que un aminoácido es más importante que otro es mentir, precisamente son 22 los aminoácidos que el cuerpo requiere para su buen funcionamiento. El papel de los aminoácidos es tan variado como su composición, uno de ellos la glutamina es un aminoácido fabricado por el cuerpo, por lo que se le considera no esencial.

Este aminoácido es abundante en el organismo, relacionándose con muchas reacciones químicas importantes. La deficiencia de glutamina por problemas clínicos puede ser causa de muerte, por lo que es considerado fundamental en el cuerpo.

La glutamina es fabricada por el cuerpo a partir del ácido glutámico y amoniaco, considerándose una fuente importante en el suministro de energía en las células. Tanto la glutamina como el ácido glutámico tienen funciones similares, por lo que se tiende por equivocación a decir que son lo mismo, lo que si está claro es que dependiendo de las necesidades en el cuerpo uno se puede convertir en el otro.

Funciones de la glutamina

Si se considera que dentro de su fórmula química se encuentran dos nitrógenos, fácilmente se puede inferir que la glutamina es importante en el transporte del elemento nitrógeno, garantizando que las reacciones metabólicas se lleven a cabo  de manera correcta.

Otra de las funciones no menos importante tiene que ver con los riñones, donde la glutamina tiene la capacidad de romper la molécula de amoníaco, logrando la salida del ácido. De esta manera, se ve favorecido el origen de las células cutáneas y se dilata el envejecimiento de las células.

La relación es directa entra la piel  y la glutamina, así una apariencia juvenil de la esta capa tan importante que rodea a todo el cuerpo,  dependerá de la cantidad de glutamina que tengan las células.

Con el transcurrir de los años es normal que se pierda el aminoácido glutamina, de allí que se comienza con la edad a perder masa muscular. Sin embargo, aunque en pocas cantidades el metabolismo celular termina fabricando mediante otras vías glutamina.

El sistema inmunológico también depende de la glutamina, en su buen funcionamiento es fundamental la presencia de este aminoácido para que pueda sobrellevar el ataque de elementos externos capaces de alterarlo.

Otro de los datos importantes es que la glutamina se puede transformar en glucosa (azúcar que se encuentra en la sangre), sin causar alteración de subida de la misma, pero suministrando energía al cuerpo.

La glutamina es muy popular entre los deportistas, ya que tiene la facultad de bloquear el ácido láctico en los músculos, evitando la sensación desagradable de ardor durante sesiones intensas de ejercicios.

Como todos los aminoácidos la glutamina está relacionada con el sistema nervioso, ya que mejora la transmisión del impulso nervioso de neurona a neurona, considerándose un neurotransmisor muy potente.

Dentro de los beneficios en el sistema nervioso, la glutamina ayuda a enfrentar episodios de estrés, por lo que es utilizada en casos de ansiedad por caos traumáticos, resultando en muchos casos un buen tratamiento.

La glutamina y el deporte

En estos días estar en forma se ha vuelto una obsesión, mantenerse en forma y fabricar musculatura son los principales propósitos de casi todos los que practican algún deporte. Para estas personas la incorporación de la glutamina en forma de suplemento diario es una rutina.

Todos los deportistas saben que la glutamina recupera rápidamente las fibras musculares luego de un ejercicio intenso, dando como resultado un rendimiento mejor en situaciones en deportes de alto rendimiento.

Los médicos deportivos recomiendan comenzar a tomar la glutamina antes de realizar cualquier esfuerzo físico, para que de esta manera le de chance al cuerpo de prepararse para la recuperación posterior. De igual forma, la recomendación es la misma, luego de terminada la competencia, para mantener estable los niveles del aminoácido.

Fuentes naturales de glutamina

Conseguir la glutamina en los alimentos no es complicado, por lo que una dieta balanceada podrá proveer de manera natural cualquier carencia que se tenga, luego de realizar una ardua labor o deporte.

Entre los alimentos que pueden aportar el aminoácido glutamina se encuentra la carne de cerdo, pollo, el pescado, las frutas, productos lácteos, almendras, frutos secos, las legumbres y los vegetales. Por lo que introducir cualquiera de estos alimentos en el menú diario no es problema y se mantendrá la concentración a niveles óptimos.

Una consideración importante  que se debe tener encuentra, es que la glutamina se ve afectada en altas temperaturas,  por lo que para que esta se preserve en algunos alimentos es necesario que no se llegue a la sobre cocción.

En el mercado también se encuentran los suplementos de glutamina muy buscados por los deportistas por sus beneficios. Hasta el momento no se ha reportado ningún efecto negativo  por el consumo regular de este aminoácido, sin embargo es recomendable la búsqueda de marcas de calidad.

Existe el falso mito que los complementos dietéticos aumentan de peso, pero en el caso de la glutamina hace que aumente la masa muscular, más no la carga de grasa que es algo diferente.

 No todos deben consumir glutamina

La ingesta de glutamina sin supervisión médica trae sus consecuencias. Si no se está practicando un deporte, no es necesario consumir glutamina en forma de suplementos, ya que como se está superando la cantidad normal en el cuerpo, esta debe ser expulsada a través de la orina causando un trabajo excesivo a los riñones.

Las personas que practican un deporte y padecen de algún problema renal no deben utilizar la glutamina como suplemento de aminoácidos. Igual consideración deben tener las personas que presentan algún problema hepático, ya que esto limita su consumo.

Es importante entender que solo se necesita de un suplemento de aminoácidos cuando los niveles de estos bajan por alguna razón, pero sino se efectúa ningún deporte o esfuerzo en el trabajo, los niveles se los aminoácidos se mantendrán normales.

Cualquier anomalía en los riñones o el hígado podría causar la baja de la glutamina, pero afortunadamente se puede remediar esa carencia consultando con un médico, quien recomendará algún tratamiento.

Resto de Aminoácidos No Esenciales

Te dejamos aqui los articulos del resto de Aminoácidos No Esenciales

Cisteína
Arginina
glicina
Asparagina
Ácido glutámico
Ácido aspártico
tirosina
serina
prolina
Alanina

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *