El carbonato de litio (Li2CO3) es una sal inorgánica
que es usado como psicofármaco. El litio (Li) es un metal alcalino que se
encuentra en el grupo 1° de la tabla periódica, donde también encontramos al
sodio (Na), potasio (K), rubidio (RB), cesio (Cs) y francio (Fr).

El litio es el
metal sólido más ligero, blando y de menor punto de fusión. En la naturaleza no
se halla de manera libre como metal, sino disuelto en sales o en silicatos. El
litio posee una estructura electrónica de alta densidad de carga positiva, lo
cual lo hace un compuesto altamente activo. El litio es activo en su forma
iónica (Li+), por lo cual todas sus sales, incluida el carbonato de litio, tienen la misma acción farmacológica.

En la
actualidad, el carbonato de litio es
usado ampliamente en la industria farmacéutica gracias pues la piedra angular
en el tratamiento de los episodios maníacos o maníaco depresivos y en pacientes
bipolares.

Breve historia del litio

Se le atribuye el descubrimiento del litio
al químico sueco Johann Arfvedson en 1817. A partir de entonces fue usado en el
siglo XIX como remedio para enfermedades artríticas y reumatoides. Su uso en la
medicina fue en aumento, y con el inicio del siglo XX fue prescrito para
pacientes con hipertensión arterial, epilepsia, trastorno del sueño, entre
otros. El uso de sales de litio, como el carbonato
de litio
, se expandió ampliamente, en especial en Estados Unidos.

carbonato de litio

Pero dada la falta de estudios clínicos
profundos, muchos pacientes con enfermedades cardiacas emplearon las sales de
litio, como el carbonato de litio, a
modo de sustituto de la sal común. Esto ocasionó un abuso en la ingesta por
parte de los pacientes y se empezaron a registrar múltiples casos de
intoxicaciones por lo que cayó en desuso.

Por dichos casos de intoxicación, el
gobierno de Estados Unidos prohibió su expendio y utilización en los años 40.
Pero este no sería el fin para el carbonato
de litio
, ya que en 1949 el psiquiatra australiano John Cade, descubrió las
propiedades anti maníacas del litio. Una serie de estudios llevados a cabo en
los países escandinavos a finales de los años 50 confirmaron las propiedades
beneficiosas del litio. Así  se
reivindicó el nombre del litio en la medicina y el carbonato de litio pasó a ser una de las formas predilectas para
suministrar este metal.

Desde los años 60, el interés médico y
farmacéutico del litio entró en aumento en Estados Unidos. A raíz de esto, la Food
and Drug Administration (FDA) permitió su uso en ese país desde 1970, para el
tratamiento de la manía aguda.

Como se hace el carbonato de
litio

El carbonato de litio no se encuentra
libremente en el medio ambiente, para conseguirlo se debe seguir un proceso
químico que en realidad no es tan complejo. Lo primero es obtener el litio, y
esto habitualmente se hace en salares, que funcionan como reservorios naturales
de distintas sales. Pero el litio aquí está en forma de cloruro de litio. El
metal alcalino es extraído del salar  y
la salmuera en piletas de evaporación con condiciones controladas para incrementar
la presencia del litio.

Una vez conseguida una sal rica en litio, es llevada la materia prima a fábricas. Allí son aplicados ciertos compuestos químicos como carbonato de sodio, ácido clorhídrico, solventes, detergentes, entre otros. La solución obtenida se deja secar y se obtiene el carbonato de litio puro, que es un compuesto no tóxico y bastante estable.

Todos Nuestros Articulos de Carbonatos

Usos del carbonato de litio

El carbonato de litio posee propiedades
que lo convierten en el tratamiento más eficaz para trastornos maniaco
depresivos, bipolaridad y depresión. Esto quiere decir, que dicho compuesto
químico funciona como un estupendo estabilizador del ánimo. Por tal razón, se
encuentra incluido dentro de la Lista de Medicamentos esenciales de la
Organización Mundial de la Salud.

En el mundo
clínico el carbonato de litio es una
de las principales vías para suministrar y regular los niveles de litio en
pacientes. Las formas farmacéuticas habituales en que se dan las dosis son
comprimidos, y menos frecuentemente en jarabes y capsulas.

Posee una serie
de usos clínicos diversos, ya sea como tratamiento de una patología o cuadro
clínico comprobado o bien para la prevención de los mismos. El litio, en su
presentación como carbonato de litio,
se emplea para tratar psicosis afectivas, en el control de la agresividad, en
el alcoholismo, en la tensión premestrual, entre otros.

Cómo funciona el carbonato de
litio en el organismo

Dentro de nuestro cuerpo se encuentra
aproximadamente unos 2 miligramos de litio. Este se haya repartido en diversos
tejidos y órganos, pero puede ser ubicado esencialmente en el tejido óseo.

El litio es
absorbido por el cuerpo luego de que la sal de carbonato de litio es suministrada vía oral. Una vez liberado en el
cuerpo, el litio transforma el transporte y distribución del sodio en las
células nerviosas y musculares. Esta acción genera una modificación en el
metabolismo intraneuronal de neurohormonas, en específico, de las catecolaminas.

Su
biodisponibilidad es casi del 100%, por lo cual apenas el 1% es expulsado
después de ingerido. Una vez absorbido el carbonato
de litio
en el sistema gastrointestinal, el litio pasa a ser difundido
lentamente en las células. La vida media de acción del litio en el adulto es de
unas 24 horas, llegando a ser de 36 en los  ancianos. Para alcanzar el equilibrio en la
distribución se deben aguardar entre cinco y siete días, luego de instaurado el
tratamiento en forma continuada.

El proceso de
eliminación del litio se realiza una fase inicial, que dura entre 6 y 12 horas,
logrando expulsar entre el 30-60%. A esta le sigue una fase lenta, que abarca
de 10 a 14 días.

Su consumo no
regulado está asociado a intoxicaciones que pueden ser muy graves a nivel
renal, de tiroides, neurológico y cardiovascular. Por estos motivos es
necesario que antes de administrar el medicamento, se deben realizar una serie
de evaluaciones clínica del paciente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *