El boro hace huesos y músculos sanos

Boro

En la naturaleza encuentra el hombre todo lo que necesita para mantener su buena salud. Los científicos no paran de estudiar y entender, todos los elementos que se encuentran en la corteza terrestre que pasan a ser minerales integrales de los vegetales.

El Boro es un elemento químico muy común que se encuentra en la corteza terrestre, por lo general se encuentra combinado con el oxígeno formando boratos. Puede pasar al suelo al agua mediante la erosión, distribuyéndose por toda la naturaleza.

El agua, los alimentos, el aire y el suelo pueden contener trazas de boro, por lo que se incorpora al organismo muy fácilmente. En recientes estudios se ha comprobado que tiene algunas propiedades beneficiosas para la salud.

¿Qué es el Boro?

El Boro es un mineral ampliamente difundido en trazas en la naturaleza, en el ambiente se encuentra combinado con el oxígeno, en forma de boratos. Según estudios recientes el Boro es un mineral muy importante en el funcionamiento del organismo.

Por encontrarse ampliamente distribuido en la naturaleza, el Boro se encuentra incorporado en varios alimentos de origen vegetal, a través de los cuales es incorporado y aprovechado por el organismo, especialmente por los huesos y músculos donde se deposita.

Una dieta balanceada suministra las cantidades adecuadas de Boro en el organismo, ya que este no es producido en los tejidos, pudiendo disfrutar de sus beneficios de forma natural. Tanto las frutas, como algunos vegetales son portadores de este mineral  que puede mejorar la salud.

 La información comienza a tomar fuerza, al reportar la comunidad científica los benéficos del Boro en la salud, en particular en problemas relacionados con los músculos y huesos.

¿Dónde se encuentra el Boro?

El Boro es un mineral que se encuentra en trazas en la naturaleza, solo puede incorporarse en el organismo a través de la ingesta de los alimentos que lo contienen. Si vamos a lo particular, el Boro se encuentra en el suelo, agua y aire. Por tal razón, a través de las raíces de las plantas es incorporado en su sistema interno y almacenado en sus diversas partes, luego al momento de consumir los vegetales pasa al organismo humano.

El Boro se pierde en la cadena alimentaria, por lo que la única manera de conseguir cantidades apreciables es utilizar en la dieta balanceada los vegetales como productores primarios, ya que en ellos se encuentra la concentración mayor.

Las frutas por ejemplo son una  fuente rica en este elemento, una amplia lista de estas contiene este oligoelemento entre las que podemos mencionar la manzana, melocotón, higos, peras, fresas todas ellas aportadoras de Boro en cantidades naturales.

Los frutos secos también ayudan a incorporar Boro al organismo, entre estos se pueden mencionar las nueces de macadamiza. También los vegetales y hortalizas contienen Boro, encontrando entre ellas a  la zanahoria, remolacha, espárragos, y las verduras verdes.

Beneficios del Boro

Los estudios realizados por científicos aportan información muy importante, ya que revelan beneficios  del Boro en la estructura ósea, ayudando a su desarrollo y preservación de su estructura. Se describen casos muy prometedores con buenos resultados en las enfermedades de osteoporosis, artritis, descalcificaciones y otras enfermedades relacionadas con los huesos.

En Boro en sus diferentes formas es absorbido por el intestino, pasando al torrente sanguíneo donde es distribuido a los diferentes tejidos, alcanzando las mayores concentraciones en los músculos y huesos.

En reportes científicos se ha comprobado que el suministro en la dieta de Boro aumenta la resistencia de los huesos, reduce los efectos molestos de menopausia, baja la incidencia de artritis y osteoporosis.

Inclusive algunos estudios reportan beneficios del Boro en casos de hipertensión, explicación que se atribuye a su poder relajante muscular, que tiene como resultado  final una baja en el flujo sanguíneo.

Ayuda a bajar los ahogos propios de la menopausia, causados por los desequilibrios hormonales, haciendo más llevadero el proceso, hasta el momento de estabilizarse completamente.

El los hombre el este elemento aumenta la hormona testosterona, por lo que es muy utilizado por los fisiculturistas al aumentar su fuerza y capacidad muscular, sintiéndose más enérgicos en las sesiones de ejercicios.

El Boro interviene en la asimilación de la vitamina D, cuya función se refiere a la absorción del calcio, importante para la consolidación y desarrollo de la parte ósea, haciendo que los huesos tenga más consistencia.

En cuanto a la parte cosmética, el uso de Boro en polvo ayuda a mantener la piel joven, esto debido a su facilidad de disolverse en agua y ser fácilmente absorbido por la piel. Incluso al estar ya absorbido es capaz de ayudar con algunas infecciones cutáneas.

El Boro de ayuda a la musculatura, ya que aumenta su masa, los reflejos durante los entrenamientos, por lo que los deportistas tienen especial atención en incorporarlo en la dieta diaria. Otro de los beneficios de la incorporación de este mineral a la dieta de los deportistas, es la recuperación rápida que presentan luego de ejercicios intensos.

¿Quién utiliza más el Boro?

El Boro es más utilizado por los deportistas y fisiculturistas que quieren aumentar su masa muscular, ya que una de las propiedades del Boro es aumentar la hormona testosterona, que tiene como función reducir la grasa, prevenir los dolores musculares y hacer que la recuperación muscular sea más rápida.

Evidentemente la recomendación del uso de este mineral debe ser monitoreada por un especialista, quien luego de un examen indicará la dosis adecuada para el atleta, de manera que su metabolismo no se vea afectado y su rendimiento sea el esperado.

Contraindicaciones

El consumo en exceso de Boro puede causar vómito, diarrea, taquicardia. No se recomienda su ingesta sin haber consultado el médico especialista, quien luego de realizar una minucioso examinen decidirá si es necesaria la prescripción de este y en que proporción.

Las personas que padecen de cáncer, algún problema de tipo hormonal, mala absorción intestinal, entre otras patologías no deben hacer uso del Boro, ya que puede causar efectos adversos aumentando las dolencias propias de la enfermedad que se padece.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *