Los problemas de circulación sanguínea son cada vez más frecuentes en la actualidad. Las recomendaciones para prevenirlo y mejorar problemas circulatorios son mucha, pero siempre es recomendable abordarlo desde distintos enfoques, entre los que se encuentra la ingesta de aminoácidos que favorezcan la recuperación del sistema circulatorio.

El sistema sanguíneo y su importancia

Uno de los aspectos más importantes para
mantener la salud, es el cuidado de la circulación
sanguínea, ya que los nutrientes y oxigeno que requiere nuestro cuerpo son
transportados en gran medida a través de este. 
De igual manera, el sistema circulatorio facilita la eliminación de los
desechos y excedentes del organismo, conformando un sistema vital que incluye
órganos como pulmones, corazón y vasos sanguíneos para completar la circulación de sangre en todo el cuerpo

Es importante saber que existen dos vías
principales de circulación
sanguínea, la sistemática y la cardiopulmonar. La circulación sistemática está asociada al transporte de la sangre
oxigenada lejos del corazón para abastecer al resto del cuerpo, para luego
devolverla desoxigenada.

La circulación
cardiopulmonar es responsable de llevar la sangre del corazón a los pulmones y
viceversa. Esto lo realiza a través de tres rutas especiales: el portal, coronario
y fetal. El portal es la ruta que saca la sangre del sistema digestivo y la
transporta al hígado, regulando los niveles de glucosa en la sangre.

La ruta coronaria transporta la sangre a la
capa muscular de la pared del corazón para proporcionar el oxigeno que requiere
el este órgano para bombearla sangre. Todo esto mientras elimina el dióxido de
carbono como desecho. La última ruta es la fetal, que proporciona la nutrición
y oxigeno al feto desde el sistema sanguíneo de las mujeres embarazadas.

Riesgos a la salud por causa de mala circulación
sanguínea

Como pudimos ver,  el sistema circulatorio es fundamental para
el organismo, así que una deficiencia o problemas en su funcionamiento pueden
acarrear graves afecciones de salud.

Corazón insalubre: Al tener una circulación
sanguínea comprometida, el corazón puede ver 
reducido su suministro de sangre, que más allá de afectar el suministro
y bombeo a otros órganos del cuerpo, puede comprometer al corazón mismo. Esto
puede generar hipertensión (tensión arterial alta), que eleva el riesgo de
insuficiencia cardiaca congestiva, ceguera, accidentes cerebro vasculares y
enfermedades renales.

Deficiente suministro de nutrientes: como vimos la sangre transporta los nutrientes necesarios a todo el
cuerpo, por lo que un sistema circulatorio enfermo puede existir el caso de la
muerte de células que requieren un suministro 
de nutrientes mínimo. De igual manera se compromete el sistema inmune y
la capacidad para recuperarse o curarse de las afecciones, derivando en una
mala salud en general para la persona.

Reducción de la función cerebral: el cerebro requiere una gran cantidad de sangre para funcionar
adecuadamente y al menos un quinto de la sangre que requiere es provista en
forma continua por el corazón. Por lo tanto una circulación sanguínea deficiente puede ocasionar pérdidas de
memoria, mareos y dolores de cabeza.

Causas de la mala circulación sanguínea

La mala circulación sanguínea es común en personas mayores, ya que en la
medida que envejecemos el suministro de sangre en el cuerpo disminuye
naturalmente, lo que se ve agravado por el estilo de vida actual, sobre todo si
existe consumo de alcohol y tabaco. También la falta de ejercicio regular
impide la recuperación de la elasticidad de venas y arterias, viéndose afectado
aun más bajo altos niveles de estrés. Enfermedades como diabetes y la obesidad
son otros grandes detonantes de deficiencias circulatorias en forma prematura.

Existen algunas medidas básicas que podemos
tomar para mejorar una deficiente circulación
sanguínea, además de una mejora en el estilo de vida. Una de las más
importantes que ofrecen los aminoácidos
es asegurarnos que el organismo reciba una dosis suficiente de Oxido Nítrico (NO).

Importancia del Oxido Nítrico para la circulación
sanguínea

El Oxido
Nítrico
está involucrado en gran medida con una cantidad de procesos
patológicos y fisiológicos en el cuerpo, jugando también un papel fundamental
en la circulación sanguínea. La
importancia de este compuesto permitió que se considerar como la “molécula del
año” en 1992 por la sociedad científica estadounidense, otorgándole además un
Nobel a los científicos que descubrieron su papel en la señalización crítica.

El Oxido
Nítrico
se produce en forma natural en las células endoteliales que se
encuentran dentro de los vasos sanguíneos. Su función principal es indicarle al
cuerpo cuando realizar ciertas funciones al liberarse en el torrente sanguíneo,
ayudando a disminuir la presión arterial y promoviendo la homeostasis vascular.

Aminoácidos que contribuyen
a la función del Oxido Nítrico (no)

Como hemos adelantado, existen aminoácidos que favorecen la función
del Oxido Nítrico en el organismo,
procurando una mejoría y conservación del sistema circulatorio. Entre las más
importantes encontramos:

Citrulina y Arginina

Para que el cuerpo produzca el Oxido Nítrico es necesario convertir el
aminoácido Arginina, que se produce
gracias a la presencia de otro aminoácido llamado Citrulina. De esta forma,
estos aminoácidos se convierten en
precursores para que el cuerpo produzca el Oxido
Nítrico
.

Por lo tanto, la ingesta de Citrulina detona un proceso que
permitirá el incremento en la disponibilidad del Oxido Nítrico, facilitando la conversión de Arginina en el organismo. Este tratamiento es ampliamente
recomendado para personas que presentan enfermedades cardiovasculares y alta
presión arterial. Sus efectos también contribuyen al tratamiento de la
disfunción eréctil leve sin necesidad de recurrir a medicamentos como el
Viagra.

Es importante consultar la dosis adecuada
para el tratamiento, ya que puede ser tóxica, sobre todo si ya se cuenta con
tratamiento para la presión arterial.

Extracto de corteza de pino

La conversión de la Arginina en Oxido Nítrico requiere de una reacción química que necesita de la presencia de una enzima conocida como Oxido Nítrico Sintasa (NOS). De esta forma, la ingesta de esta enzima puede asegurar la efectiva transformación de la Arginina en Oxido Nítrico, actuando como catalizador de este proceso.

El extracto de pino funciona también para
combatir los radicales libres que causan envejecimiento y enfermedades, así
como también se le atribuye la estimulación de la secreción de la hormona del
crecimiento humano de la glándula pituitaria HGH.

Como ves, los aminoácidos pueden contribuir en gran medida a prevenir y mejorar
la circulación de la sangre en el
organismo, evitando muchas de las complicaciones graves  que hemos revisado en esta reseña. Consulta
con tu doctor la dosis adecuada para incluir estos aminoácidos en la dieta cotidiana y reduce el consumo de
medicamentos tradicionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *